La comida originaria

1first-thanksgiving-3Una de los mayores placeres de visitar un país diferente al nuestro es aprender de la nueva cultura y, por supuesto, probar la comida de la región. Aunque hoy día es posible encontrar comida originaria de todo el mundo, especialmente en los restaurantes, la tentación de probar la “versión auténtica” de ciertos platillos suele ser irresistible.

Pocas personas pueden resistirse a la tentación de probar la comida china que se sirve en ese país, entre los favoritos están el pato pekinés, el chop suey, la sopa de nido de ave. Singapur también ofrece algunas deliciosas opciones, como la laksa, una sopa de fideos muy condimentada, y la roti prata, una especie de panqueque que se suele servir con curry, también populares en Malasia.

En Corea del Sur, entre los platillos más populares y conocidos por los turistas se encuentran el kimchi, un plato de vegetales fermentados (especialmente col), y el bulgogi, un plato de ternera marinada en salsa de soya. En Tailandia existen platillos deliciosos como el pad thai, fideos de arroz con huevos salteados y la ensalada de papaya o Som Tam. Mientras, en Japón el tempura, mariscos y/o verduras fritas, el unagi o anguila de agua dulce, una gran variedad de fideos, entre otros.

En Europa existen también platillos deliciosos que han sido adoptados en muchas partes del mundo. Destacan pizza, el helado, la lasagna o lasaña, así como las diversas pastas rellenas originarias de este país, algunos de los platillos más consumidos alrededor del mundo. En España, la paella, especialmente la de mariscos, así como las tapas y la sangría suelen ser conocidos internacionalmente.

En Estados Unidos, aunque se pueden conseguir muchos de los platillos del mundo, y muchas comidas estadounidenses se comen en el mundo, el pollo frito, hamburguesas con queso, el helado y el cheesecake provenientes de este país son inigualables. Finalmente uno de los países con una gran riqueza culinaria adoptada en el mundo, aunque no igualada, es México. En él son populares sobre todo los tacos, las enchiladas, las quesadillas, y el guacamole y bebidas como las margaritas y el tequila.